CONFERENCISTA RECONOCIDO

CONFERENCISTA RECONOCIDO SE BUSCA

1024 576 Gabriel Nuñez

Ser un conferencista reconocido es más que pararse frente a los demás y decir unas cuantas palabras llamativas en un tiempo determinado. Ser un conferencista reconocido es mucho más que eso.

 

Hablar en público mejora exponencialmente las habilidades de comunicación; ayuda a crecer en autoconfianza y colabora con el sentido de la organización. Convierte a las personas en investigadores más avezados, escritores en potencia, y maximiza los momentos de pensamiento creativo, entre otras ventajas.

 

3 claves para ser un conferencista reconocido:

 

Los detalles posicionan mejor a un conferencista reconocido.

Pareciera ser que quien ya es experto en el arte de ser conferencista suele caer en la trampa de la confianza extrema, permitiendo que los detalles queden en segundo plano. Estas “omisiones” pueden ser acumulativas, creando el mal hábito de la desorganización y apatía por falsa seguridad.

 

• Detalles en relación a la audiencia:

Algunas preguntas que es necesario hacerse: ¿Quiénes son los que estarán presentes?, ¿Qué esperan de la conferencia?, ¿Cómo se podría agregar valor por encima de lo pactado?

 

• Detalles en relación a la predisposición:

Es obvio que quien habla en público debe tener una predisposición que esté en consonancia con el tema a tratar. Por ejemplo, se espera de un conferencista reconocido, uno que sea inspirador y motivador, que su actitud sea positiva y que sus palabras perduren en el tiempo. Lo mismo que un orador que enseña alguna técnica o sistema, deberá enseñar de tal manera que su público aprenda y luego pueda aplicar lo aprendido.

 

• Detalles en relación al tiempo:

Es necesario considerar posibles demoras que pudieran surgir, no solo en el proceso de investigación, armado y diseño de la presentación, sino también en el trayecto hacia la conferencia y durante la ejecución.

 

Tener presente la variable tiempo como valor fundamental posiciona a los profesionales del sector otorgando una marca personal como socios responsables, cuidadosos del tiempo de los demás, y como personas de bien que saben entregar sus servicios con integridad y efectividad.

 

• Detalles en relación al diseño:

No son bienvenidos los errores ortográficos, por lo que es imperioso revisar más de una vez la presentación. Tampoco caen muy bien las imágenes borrosas y las tipografías pequeñas.

 

Siempre se aprende a ser conferencista o entrenador.

Alguien que piensa en “no puedo” como en “soy el mejor”, nos habla de una persona egocéntrica. Tanto el exceso de humildad como de arrogancia son dos armas letales que nos impiden entrar en un proceso de crecimiento. Podemos evitar estos extremos pensando en que siempre es posible mejorar. Como se dice en mi barrio, “Ni muy, muy; ni tan, tan”.

 

Todos estamos aprendiendo algo. Lo malo es aprender siempre lo mismo y no desarrollarse. Peor aún, aprender y no pasar a la acción agregando valor a otros; es como el día de la marmota: siempre lo mismo y sin resultados diferentes.

 

Al dar los primeros pasos como conferencistas, es necesario enfocarse en algo que hayamos aprendido y que entendemos que los demás no saben o que simplemente podrían tener otra perspectiva en relación a nuestro punto de vista.

 

Enseñar un tema concreto con profundidad, el cual hemos aprendido o experimentado en nuestras profesiones o en nuestra vida en general, es otra de las ideas que podemos trabajar como opción. En un mundo volátil y complejo, dar profundidad a ciertos temas es crucial para agregar valor de verdad.

 

Entusiasmo sincero.

Por otra parte, ser un conferencista reconocido debería ser sinónimo de valor agregado. Esta es la visión y el propósito que un orador debe tener al delinear su presentación. El entusiasmo por los demás y por el tema es el que permite sostener esta idea, tanto en las primeras conversaciones con el cliente, al diseñar la presentación, al hacer la entrega ante la audiencia, como al finalizar y buscar el feedback para continuar creciendo.

 

Hablar de entusiasmo equivale a decir “el soplo interior de Dios”, por su raíz del griego “En-Theou-Asthma”. Es en el entusiasmo en donde radica la potencia, la inspiración y la transformación que tanto las organizaciones como su gente necesitan para crecer y ser mejores. Cuando hablamos con entusiasmo logramos impactar a quienes escuchan con el fin de modificar el statu quo y agregar valor.

 

(Estar confiado, conocer la temática y practicar, practicar, practicar).

 

Sigamos conectados,

 

Gabriel.

AUTOR

Gabriel Nuñez

Fundador y CEO de TRENOR, empresa dedicada a potenciar las habilidades de liderazgo, desarrollar equipos de alto rendimiento, e incrementar el éxito comercial. Entre nuestros clientes figuran reconocidas empresas multinacionales, organizadores de eventos, pymes, gremios empresariales y organismos políticos. Experto en Leadership Branding, Marketing y Ventas. Como speaker y trainer, he hablado, a lo largo de mi carrera, a miles de personas de Argentina, República Dominicana, Estados Unidos, Chile, Perú, México, Bolivia, Uruguay, entre otros países, a través de plataformas como EXMA, CXLA, FIHNEC, INTRAS, ALTAG, THINKERS 360, THE JOHN MAXWELL TEAM y TEDx, con mi charla "Equipos que Lideran: El liderazgo basado en fortalezas". Colaboro con empresas de la lista Fortune 500 y con organizaciones latinoamericanas. Licenciado en Marketing y profesor en Conducción y Liderazgo; Dirección comercial; Comunicación institucional; Comportamiento del consumidor; Productos, marcas y diseños y Práctica profesional. Miembro fundador de The John Maxwell Team. Conferencista y coach certificado por IMC. Líder de opinión en la plataforma global Thinkers 360. Honor Member en CXLA (Customer Experience Latam Association). Tres veces certificado por Dale Carnegie & Associates. Inc. He cursado estudios en innovación y mercados, y en retórica de Harvard University, entre otras certificaciones. Columnista para prestigiosos medios extranjeros, tales como Forbes, Mercado, Gestión, Exma Magazine, Marketing News, entre otros. Mi propósito es ayudar a los líderes y sus equipos a alcanzar la visión, a través de la estrategia, la ejecución, la influencia y el fortalecimiento de las relaciones interpersonales para ganar en el trabajo y en la vida personal. Estoy casado con Andrea y soy papá de Jeremías.

Todos los relatos por: Gabriel Nuñez
WhatsApp chat