EL LIDERAZGO DE HOY EN EL MUNDO

EL LIDERAZGO DE HOY EN EL MUNDO

1024 683 Gabriel Nuñez

El liderazgo de hoy en el mundo nos habla de la necesidad imperiosa de un liderazgo centrado en principios, que no esté reñido con la ética y los valores. Los ciudadanos estamos hastiados de líderes violentos, demagogos, y partícipes de la locura; y quienes lideran están hartos de renegar con ciudadanos irresponsables y que sólo demandan derechos sin ninguna obligación. Esta es la química perfecta para destruir cualquier posibilidad de reconstrucción. 

 

EL LIDERAZGO DE HOY EN EL MUNDO TIENE DOS BANDOS.

Vemos en el último tiempo cómo las hordas conducidas por líderes violentos sacuden al mundo entero arrasando con todo a su paso, pretendiendo así conquistar y dirigir los destinos de los ciudadanos. Pero estos no son los únicos violentos. Pareciera ser que buena parte de nuestros líderes ha ponderado la autoridad por sobre la influencia, sin saber que aquella es producto de esta última. Este es el error; craso error. En lugar de impactar de manera positiva en la vida de las personas como parte de su responsabilidad, han elegido tomar las cosas como un ataque personal; para ellos todo es un guerra en la que hay que matar o…matar. Este es el liderazgo en el mundo.

 

LA NECEDAD DEL LIDERAZGO GLOBAL

Pienso que muchos de ellos no son más que hombres amantes de sí mismos, avaros, ególatras, soberbios, ingratos, sin piedad, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, envanecidos en circulares razonamientos; sólo se deleitan en sus propias ideas. Estos individuos, auto-percibidos como líderes, aparentan ser piadosos y protectores, pero con sus expresiones han demostrado negar la eficacia de la piedad. Personalmente, prefiero cruzarme de vereda si los encuentro algún día.

 

Lo único claro es que el entendimiento de estos “genios” está corrompido, y en cuanto a la fe, la ética y la moral, no califican ni siquiera dentro de los mil primeros. La insensatez y contradicción con la que se manejan es tan notable que no podrán seguir avanzando mucho más; al menos no serán trascendentes. No hay ninguno que guste de la buena conducta, que tenga un propósito claro, fe, amor, paciencia, integridad, honestidad, justicia, equidad. Creo que estos tipos irán de mal en peor, engañando con sus demagógicas palabras y burdos gestos coacheados por alguien peor que ellos y siendo engañados por quienes, detrás del mismo tenor de intereses, los siguen al son de la música que eligen escuchar.

 

NINGÚN LIDERAZGO POR AQUÍ

Dictadores que someten y esclavizan al pueblo por causas perdidas, como en Venezuela, con sus más de 330.000 muertos hasta febrero de 2019, según el sitio www.abc.es (a este número habría que sumarle los cientos de muertos hasta diciembre). También están los otros, quienes incumplen sus promesas de campaña, como en México, en donde el 2019 se perfila como el año más violento de la historia más reciente, luego que su presidente prometiera desmilitarizar el país y recuperar la paz en pocos meses (el 1 de diciembre fue el día con más asesinatos del año hasta la fecha con 127), según el sitio efe.com. En Chile, todos quieren destituir al presidente por ser responsable de la “violación sistemática de los derechos humanos“; mientras que los anarquistas colonizan cada rincón mediante la destrucción de todo lo público y privado y sin importar si ellos mismos tuvieron que pagar por ello.

 

Al igual que en Argentina, en donde nuestros presidentes juran y perjuran bajar la inflación y hacer desaparecer la pobreza, mientras que en su alegato final, y por cadena nacional, reconocen dejar al país peor de lo que estaba respecto de esas dos variables al momento de asumi; eso sin contar cuando en anteriores gobiernos se habían robado hasta la propia decencia. Peor aún peor, ninguno dice NO al asesinato de niños por nacer y a la ideología de género. Intentando congraciarse con todos hacen honor a su falta de moral, convirtiéndose en individuos que quedarán en el recuerdo por haber colaborado en la destrucción de una nación. Este es el liderazgo de hoy en el mundo.

 

¿CÓMO SOBREVIVIR A ESTOS LIDERAZGOS?

En esta entrada escribí acerca del tipo de líder y estilo de liderazgo al que deberíamos aspirar en Latinoamérica: un liderazgo centrado en principios y de convicciones no negociables. Hasta que eso no suceda, cientos de latinos anónimos, sin importar estrato social o económico, persistiremos en vivir basados en lo que hemos aprendido y en lo que hemos sido persuadidos y enseñados, pues sabemos qué hemos aprendido y de quién hemos aprehendido. Desde la niñez conocemos acerca de aquellos principios establecidos por Dios, los cuales proveen sabiduría y pueden, independientemente de aquel que esté en el poder, brindarnos las garantías suficientes para vivir reposadamente y de manera íntegra y completa.

 

Sigamos conectados.

 

Gabriel.

AUTOR

Gabriel Nuñez

Gabriel está casado con Andrea y es papá de Jeremías. Licenciado y profesor en Marketing. CEO en Academia Expansion. Especialista en Branding para el liderazgo. Speaker, entrenador, maestro y mentor, certificado por IMC. Miembro fundador de The John Maxwell Team. Tres veces certificado por Dale Carnegie & Associates, Inc. Certificado por Harvard University en innovación y en retórica. Honor Member de CXLA (Customer Experience Latam Association). Ha colaborado con el equipo de entrenadores de Ismael Cala, Cala Enterprises. Columnista en medios extranjeros (Forbes, Mercado, EXMA Magazine). Colaboró en empresas nacionales y de Fortune 500. Su propósito es que logres influenciar tu entorno y liderar tu mercado a través del impacto y transformación de conferencias y entrenamientos que desarrollen y potencien habilidades de liderazgo y marketing. Posee una visión trascendente acerca del liderazgo, el marketing, las ventas, la comunicación y las relaciones interpersonales. Sus conferencias están girado por todo Latinoamérica. Autor de textos sobre liderazgo y marketing. Premios "Top Seller Nacional" y "Mejor Comercial Nacional".

Todos los relatos por: Gabriel Nuñez
WhatsApp chat